martes, 10 de abril de 2007

Entrevista a Borja Crespo




- ¿Cómo empezaste a leer comics?
No recuerdo cuál fue mi primer tebeo, pero considero que me “crié” leyendo el SPIROU, los tebeos de Super López y los de superhéroes de Vértice, entre muchos otros… Luego me pasé a la escudería de Toutain. Hay un álbum que siempre cito, el IDEAS NEGRAS de Franquim. Al leerlo, esa mutación del Spirou hacia el gore, me di cuenta definitivamente de que me encanta el humor negro…


- ¿Qué te gusta más los comics o el cine?
Los dos, no puedo quedarme con una sola cosa en estos dos casos. Con el cómic tengo un sentimiento paternalista, lo defiendo aquí y allá a capa y espada, aunque a veces se te quiten las ganas viendo el ombliguismo y la endogamia que lo caracteriza en nuestro panorama. Para mi, leer tebeos, aparte de ser un pasatiempo ideal, es una militancia a todos los niveles, pero siempre con el chip de abrirlo más al mundo.
El cine me pone mucho también, pero es diferente, lo veo más como una salida profesional. Nunca he pretendido vivir de los tebeos, pero sí de producir y dirigir, cortos, videos, spots, lo que sea… Ambos medios me encantan porque sirven para contar historias con imágenes, es lo que tienen en común. Lo más inmediato es el cómic, tú solo ante la página, pero con el tiempo me he vuelto más social, he salido de la timidez del dibujante encerrado en casa, aparte de que conozco mis limitaciones dibujando. Lo ideal para mi sería encontrar puntos en común y explorarlos, como es “SNUFF 2000”, por ejemplo… Y siempre digo que el cómic goza de mayor libertad y creatividad actualmente que cualquier otra disciplina.

- Tu faceta de dibujante de comics la tienes un poco abandonada. Recuerda a los lectores qué has hecho hasta ahora y cuales son tus próximos proyectos.
Empecé a publicar en bastantes fanzines en los noventa: SUBTERFUGE, 2000 MANIACOS, LA COMICTIVA, BURP!... Eran historietas de estilo underground, una mutación de la escuela Bruguera y el estilo de Robert Crumb y compañía. Me junté con desaprensivos como Ladrón o Enrique y nos inventamos, sobre todo para pasarlo bien, la línea tremenda, un movimiento que defendía la mala leche, el gore, la escatología y demás lindezas… En el 97 llegué a Madrid para trabajar en al línea de tebeos de Subterfuge, donde edité álbumes de los antes mentados y de gente hoy consagrada como Paco Alcázar, Fermín Solís, Chema García, Miguel B. Núñez, Javirroyo, Sergio Córdoba, Elreydespaña, etc. Algunos de estos nombres publicaban por primera vez. Ya en el 95 salió un tebeo mío, ya agotado, TALES FROM THE SPLATTER FAMILY, con Subterfuge. Hilargi publicó una recopilación, COMIC HORROR FREAK SHOW, y después ARALIA publicó EL CIELO MAS ALTO, donde cambiaba totalmente de rollo, derivando hacia un cómic más intimista, más que nada porque ya estaba con mil cosas entre manos y el nuevo estilo me resultaba más práctico a todos los niveles. Tengo dibujada parte de la continuación, DEVUELVEME MI SECRETO, que espero que salga algún día. Por el camino he publicado ilustraciones en revistas como Rolling Stone, Belio, TOS…

- ¿Cuéntanos como ha sido tu carrera en el mundo de la realización y el cine?
Cuando llegue a Subterfuge a finales de los 90 ya había hecho algunos cortos casposos, como EL TRIVIAL EXTERMINADOR, con una cámara y cuatro amigos, que, sorprendentemente, se vieron en unos cuantos festivales, sobre todo especializados en cine fantástico y de terror. Ya en Madrid me encargué de SUBTERFUGE video. Editamos cortos, y aparte hicimos videos de grupos musicales del sello discográfico. Dirigí “Electricistas”, de Fangoria, con pocos medios, pero muchas ganas. Hice algún clip más, pero dejé Subterfuge por cansancio, ya que compaginaba mi labor allí con otros trabajos y no me daba el tiempo. Estuve varios años escribiendo y llevando festivales de cine, montando saraos de todo tipo, desde la presentación y fiesta de SLEEPY HOLLOW en Madrid, con Tim Burton haciendo de las suyas, al FANT, el festival de cine fantástico de Bilbao, que dejé para dirigir el Festival Internacional de Cine de Peñíscola, donde estuve tres años. Soy bastante culo inquieto, y me canso de las cosas, sobre todo si veo que llega un punto en el cual no pueden crecer… ¡Ah! Se me olvida el proyecto HISTORIA HORRIPILANTES, una película de episodios, tipo CREEPSHOW, que íbamos a dirigir Koldo Serra, Nacho Vigalondo, Gorka Vázquez y un servidor. Con eso estuvimos un año, pero a un mes de rodar, nos quedamos con las ganas, como suele ocurrir… Para quitarme el mono rodé SNUFF 2000. Estoy mezclando cosas en el tiempo, porque en realidad siempre estoy con varias cosas a la vez. Ahora estoy con la productora principalmente, escribiendo en varios medios, coordinando el Salón del Cómic de Getxo y de programador en el festival de Málaga, además de dirigir clips y lo que va saliendo… Vaya rollo he soltado… En resumen: vivo muy bien, no me puedo quejar, haw, haw, haw!!!




- ¿Qué nos puedes decir de Arsénico P.C.?
Que es una productora que está empezando, justo ahora hacemos dos años, y en nuestra trayectoria hemos producido, o hemos estado detrás de cortos que han tenido bastante éxito aquí y allá. Pero hay que ganarse el pan, con lo cual hacemos también videoclips, spots publicitarios… Y estamos metidos en la opera prima de Nacho Vigalondo, LOS CRONOCRIMENES… Nuestra idea es compaginar los proyectos propios con encargos donde podamos dejar nuestra impronta. Arsénico es como un sello, como una factoría de ideas… Somos Koldo Serra, Nahikari Ipiña, Borja Cobeaga, Nacho Vigalondo y yo.




- Llevas más de 14 años escribiendo sobre comics, entre otros, para periódicos importantes. ¿Cuéntanos cómo ha sido esta experiencia?
Publico asiduamente en el suplemento EVASION de EL CORREO, y algunos textos salen en otras cabeceras de Vocento, con lo cual hay artículos que llegan a un gran número de lectores, lo cual me encanta porque mi idea es, como ya he comentado antes, intentar que el cómic se abra a más público, y este es un medio ideal. Aparte, tengo una columna todos los domingos desde hace un año donde recomiendo un títulos. Escribo principalmente de cómic y cine. También lo he hecho en LA LUNA de EL MUNDO y en más sitios, siempre con la idea de difundir la historieta, como lo hago ahora en el blog, porque en términos económicos escribir no sale tan rentable como parece.




- Otra faceta que la gente desconoce es tu participación en multitud de festivales. Ilustranos ...
Creo que lo he comentado más arriba ya…




- También has escrito libros...
Parece que estoy citando mi currículum…




- ¿Qué opinas del panorama actual del mundo del comic?
Creo que está en un buen momento a nivel mediático, pero a ver si sabemos aprovecharlo. Por otro lado, se editan más tebeos que nunca, lo cual es un lujo, pero hay mucha paja, hay editoriales que parecen publicar por publicar... Espero que haya un saneamiento en poco tiempo, porque el mercado está saturado, y, si el aficionado se pierde, el comprador ocasional se aturulla ante tanta oferta, la mayoría desconocida. A nivel creativo creo que el cómic tiene muchas posibilidades todavía, es el medio más libre a nuestro alcance, y debería aprovechar su fusión con otros campos para terminar de despegar.

- ¿Qué opinas de la creación de la Academia del Comic?
Durante el Salón de Barcelona hay una asamblea. Habrá que escuchar para opinar. Creo que es un organismo necsario, pero tiene que estar bien cuidado. No ha empezado con buen pie si, de entrada, no goza de credibilidad en el propio sector. A ver qué pasa. Ya hay lucha de intereses, lo cual no es nada bueno... Espero que entre todos se pueda levantar un proyecto sólido, con el cual todo el sector se sienta identificado, sobre todo los artistas.

- ¿Cres que la creación del Premio nacional de Comic servirá para algo?
Sí, para que el cómic sea mejor considerado, y caigan aquí y allá algunas subvenciones, lo cual no siempre es bueno porque implica la aparición de buitres, de personal al cual el cómic se la suda y quiere pillar cacho. De estos personajes ya hay, así que habrá que estar alerta e intentar que la cosa sea seria. Que exista este premio es importante, sobre todo para los dibujantes y guionistas, un reconocimiento vital. Pero me da mucho miedo que haya gente desplegando sus garras para repartirse un pastel que, de entrada, no es muy grande, mal que nos pese. Espero que aumente la difusión de la historieta, y eso implique más lectores y una ampliación de mercado, pero nunca se sabe. A priori, veo que pecamos de los mismos vicios que la gente del cine, que, por lo menos, se reparten pasta y puede llegar a ser comprensible su pesebrismo, pero aquí hay rencillas absurdas sin mucho que llevarnos a la boca, con lo cual el tema puede agravarse. A ver si pensamos más en el cómic como un todo, para que todo el mundo salga beneficiado, sobre todo los artistas, que tienen que vivir de ello, y la cosa va hacia adelante sin contaminaciones. Lo veo difícil. Por mi parte intentaré seguir aportando mi granito de arena a que las viñetas se abran a más público, por supuesto, con lo cual toda iniciativa de estas características es siempre bienvenida.




- Dile algo a los lectores de Cabezabajo.
Los amigos de Mena son mis amigos…

3 comentarios:

Smecta dijo...

se pasa el dibujo de Mauro, jajaj :D

neochema dijo...

Qué patillones tronco !!!

INFRASER dijo...

Esa entrevista sin intro ni ná de ná, ja ja!!! Cada día estás más vago, Cabezy, pero muchas gracias igualmente!!! Viva el chupapollismo ilustrado!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...