miércoles, 6 de agosto de 2008

Ata tiene un libro de bocetos



Una de las sorpresas más agradables de la temporada me la ha proporcionado sin lugar a dudas Ata, uno de los dibujantes más bestias del panorama patrio (sirvan sus historietas en el TMEO para corroborarlo).

La sorpresa tiene un nombre, En la cocina dibujando (que hace referencia a su vida "civil"), y es un librito de bocetos que le ha publicado Blur Editorial, cuya labor editando este tipo de libros está siendo encomiable.
Con un diseño inmejorable, la primera sorpresa que me llevé al abrir el libro fue lo distintos que eran sus bocetos a sus cómics, pues lo que nos encontrábamos aquí era un excelente dibujante, cuyo estilo era muy parecido al de Robert Crumb (si a mi me hicieran esa comparación se me "haría el culo pesicola").
Pero cuando te pones a mirar los dibujos con más detalle te das cuenta que su máxima inspiración es sin duda Bill Plympton, por su plasticidad e histrionismo.

Mención aparte merecen los chascarrillos que acompañan los dibujos.

Yo no me lo perdería desde luego.


Como siempre, en tiendas de calidad.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,
Dime una dirección de e-mail donde escribirte. tengo una información para tu blog.
Mi correo: janaru@gmail.com
Un saludo

Mauro dijo...

Mola mucho, sí. Pero eso que dices de su estilo depende de a cuáles de sus cómics te refieras. En la serie que publica habitualmente en el interior contraportada de todos los TMEOs también dibuja con este estilillo.

En cuanto a la influencia de Crumb, de acuerdo. La de Plimpton ya no la veo tan clara. Posiblemente es que Plimpton y Ata tengan los mismos referentes.

Ata, ¿estás ahí? ¿Te mola Plimpton? A lo mejor no sabes ni quién es, ¿no?

ata dijo...

me corro, paquito, me corro.
Y dicho esto, lo de la influencia (por decirlo en fino) crumb es palpable.
Lo de Plymton, pues la verdad es que debo haber visto 4 cortos de animación en el plus y poco más, pero vamos, que he tenido que buscar en google el nombre del tipo, porque tengo menos retentiva para estas cosas que suárez.

Cabezabajo dijo...

Vamos a ver, creo que está claro que cuando alguién ve influencias en un autor, muchas veces ese autor no tiene por qué conocer las influencias que se le atribuyen. Esa es la gracia (y la risión muchas veces) de la crítica.
En este caso nada más abrir el libro vi a Crumb, pero en serio que os digo que los dibujos me parecen más Plymptonianos.
De todas formas, vengan las influencias de donde vengan, los dibujos son cojonudos, EA!

Mauro dijo...

Me lo tengo que volver a releer con calma, pero de momento mi parto favorito es el de cuál es la única tribu urbana en la que mola más ser viejales.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...