martes, 5 de diciembre de 2006

Entrevista con Dario Adanti

¿Qué es El Terror dentro?
El Terror Dentro es un comick book de historietas
cortas pero que están vinculadas entre sí para formar
una sola historia de 200 paginas. Decía Dashiel Hammet
que un cuento cuenta el asesinato, mientras que una
novela cuenta al asesino. Con esa premisa, intenté
contar varios sucesos del Cabeza de Tostadora para
que todos juntos cuenten la historia del Tostadora. Y
si bien es un libro que tiene momentos de humor, no es
el humor el hilo conductor sino la locura, o màs bien
la alienación del personaje a causa de su vida privada
y del entorno social de la modernidad. Por eso,
apoyándome en la facilidad de la numerología (es más
bien sencillo buscar una relación numérica a cualquier
cosa), las historias personales del personaje se
desarrollan en una cuenta regresiva hasta llegar al
cero, que es el punto de inflexión del personaje
hacia la locura. Una locura que, en los tiempos que
corren, parece siempre empujar al individuo hacia el
terror, como víctima o como generador de violencia.

¿Cómo surgió la idea de este proyecto?
Surgió hace muchos años, en las páginas de Mondo
Brutto
. Quería hacer algo con el personaje del
Tostadora hace mucho tiempo. El Cabeza de Tostadora
había surgido simplemente como un icono post-moderno
apoyado en la iconografía comercial lde la primera
mitad del siglo XX, el muñeco de Michelín, etc. Luego,
repensando el personaje, se me ocurrió que alguien con
cabeza de Tostadora tenía que ser alguien cuyos
pensamientos estuvieran siempre cerca de la
incineración. Sus ideas son como las tostadas, es una
tostadora antigua, asi que el pan sale siempre un poco
quemado... Este era el punto de partida, pero se
completó con mis frecuentes diálogos con Jorge Riera.
Hablábamos con Jorge de nuestra aversión a ese comic
autobiográfico donde los dibujantes cuentan su vida de
forma realista. Los dos estábamos de acuerdo en que la
mayoría de los dibujantes de comics no tenemos una
vida lo suficientemente interesante como para ser
contada, a no ser que el tono con la que se la cuenta
sea interesante. Asi que se me ocurrió ficcionar mi
propia vida. Basarme en hechos reales que me han
pasado y atribuírselos al Tostadora desde una voz en
primera persona teñida de la subjetividad paranóica de
la locura. Despué de todo, la paranoia no es más que
una hipersensibilidad que amplifica lo que tiene de
temible la realidad. Rodrigo Fresán había hecho esto
mismo hace mucho tiempo en sus libros, utilizando
primero la historia argentina y luego la historia de
la cultura Pop del siglo XX. Y así nació el Tostadora.
Cada capítulo habla de algo relacionado con mi vida
pero con una visión conspirativa iy sin ningún respeto
por la verdad ni la realidad de esos hechos! Mi
familia de General Acha, en la Pampa, la
desaparición de mi tío, cuando me casé a los 25 años y
me separé a los pocos meses, y cosas por el estilo.
Estos hechos que no dejan de ser parte de la
experiencia normal de una vida que no ha sido nada
traumática, procesados por una cabeza con un mínimo
cortocircuito, son suficientes para hacer de la
existencia un calvario, y del medio social, un
infierno. Desde ese lado, es desde donde intento
comprender la violencia, el terrorismo que son, hoy
por hoy, el "Hombre del Saco" al que debemos temer.
Pere este nuevo terror, es parte de nosotros, somos
nosotros, asi que la paradoja nos deja tan confusoos e
indefensos como una fábula a la que se le ha sustraido
la metáfora.

Hace mucho tiempo que no se publica ninguna
monografía tuya, ¿por qué?
Bueno, la única explicación para eso es que el
trabajao del día a día, mi trabajo, que me encanta,
por cierto, me deja poco tiempo para poder reunir el
material disperso y darle una coherencia, una coerencia
personal pero coherencia al fin. Es el precio a pagar
por hacer lo que te gusta, pero no me preocupa
demasiado porque siempre puedo robarle unas horas al
sueño o al ocio para terminar estos proyectos que no
tendrían salida en un medio gráfico de pago.

¿Cuales son tus máximas influencias?
Mis máximas influencias son muy variadas. En comics
son Herriman, Segar, Sterret, y todo el comic de
prensa de principios del siglo XX, en literatua son
Vonneguth, Pynchon, Melville, Bierce, Saunders,
Ballard, Dick, Macedonio Fernandez,
y la lista se me
queda corta. En gráfica los dibujantes de clipart de
los años 30, 40 y 50, en cine Buñuel, Monty Python,
los Coehn, Lynch, Wes Anderson,
y seguro se me quedan
en cada rubro muchos en el tintero. A nivel personal
tanto Rodrigo Fresan como Jordi Costa y Jorge Riera
han sido también una gran influencia narrativa. Y mi
disgrafia, claro, que es una dislexia escrita que
arrastro desde chico y que cada vez estoy más
convencido de su influencia en mis estructuras
narrativas además de ser una hacedora imparable de
errores ortográficos.

¿En qué estás trabajando últimamente?
Además de mis colaboraciones en El Jueves que me gusta
mucho hacerlas, he vuelto a ilustrar los artículos de
Jordi, lo que me entusiasma mucho y me fuerza a crecer
como dibujante. Y en comics estoy intentando
desarrollar una tira de prensa sobre niños llamada Los
Modernitos
, en un estilo más clásico. También me
gustaría recopilar todos los Kolmillo Blancos que han
quedado inéditos, que son muchos, y re-editar La
Ballena tatuada
con 50 páginas más que también han
quedado inéditas. Y luego mis colaboraciones en Noche
sin Tregua
, de Paramount Comedy, que también disfruto
mogollón

¿Cuales son tus planes para el futuro?
Bueno, los planes para el futuro son todo lo que acabo
de comentar, además de que me gustaría tomarme unos
años para hacer un libro del Tostadora sobre los nazis
que fundaron colonias en la patagonia y su relación con
el robo de las manos del cadaver de Perón y las
cuentas que este tenía en Suiza provenientes, entre
otras cosas, de los pagos que el régimen Nazi le hizo
a su gobierno para tramitar las visas de sus gerarcas
en el exilio. Pero es un tema histórico muy arduo, y
requiere mucho tiempo. En cuanto a animación, estamos
haciendo una serie con Jorge Riera que se llama Zona
Karronia
y que me encantaría que viera finalmente la
luz.

3 comentarios:

paciente r dijo...

En espera de poder pillarme el tomacho, he tenido que pillarme "caspa radiactiva" para soportar la espera... Y ayer encontraba esta galería de muñecos customizados donde el maestro Adanti también tiene un monicaco (y Jano, y Barto, y Adrian... y algún jorror para que lo vamos a negar) http://www.generacionx.es/20de20
Y, eso, gracias una vez más por acercarnos estas maravillas... Ánimos mil...

Cabezabajo dijo...

Gracias señor. Seguiremos trabajando en ello.
La expo de los Mummy la vi en directo en Getxo y la verdad, en general estaba muy bien. El de Jano y Alberto me gustaron mucho, también el de Adanti, por supuesto, y los de Martín...
Vas a flipar en serio con "El terror dentro"!!!!!

Anónimo dijo...

Se de uno al que se la deben haber mordido...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...